¿Sabes cómo cuidar tu piel después del láser?  La depilación con láser es una de las técnicas más precisas y eficaces que existen actualmente, pero para conseguir unos resultados perfectos también necesitarás cuidar tu piel. ¡Sigue estos pasos que te damos desde el centro de estética Elena Sivera para cuidar la piel después de tus sesiones de láser y olvídate para siempre de los pelos rebeldes!

5 consejos para cuidar la piel después del láser

¡No te asustes si la zona tratada se ha enrojecido tras una sesión de láser! Es muy habitual terminar con la piel inflamada o con pequeños puntos rojos, pero que no cunda el pánico que esto no es sinónimo de que algo va mal, sino todo lo contrario. ¡En menos de 24 horas estos síntomas habrán desaparecido!

Igualmente, desde nuestro centro de estética en Dénia siempre nos gusta recomendaros una serie de pautas para evitar que vuestra piel se resienta ante estos tratamientos.

Protégete del sol

Nuestra piel es muy sensible al sol y más todavía si acabas de someterte a una sesión de láser. Evita tomar el sol, al menos hasta una semana después de cada sesión. En el caso de que haya zonas que inevitablemente estén expuestas al sol, como es el rostro, aplícate factor de protección solar.

Hidrata tu piel

Siempre es importante hidratar nuestra piel, aunque ahora todavía lo es más. ¡Hidrátala después de cada sesión! Opta por una crema para pieles sensibles y sin aromas artificiales.

Si la sesión es facial, olvídate del maquillaje durante unos días

Por unos días que estés sin maquillar no pasará nada. De lo contrario irritarás más tu piel. Si no te queda más remedio, elige productos de cosmética natural.

No hagas deporte el mismo día de la sesión

Te recomendamos dejar de lado la natación. Ir a piscinas o saunas causaría un efecto negativo sobre tu piel por la presencia de cloro. Por lo general, deberías evitar practicar cualquier tipo de deporte, puesto que sudarás y el poro se podría obstruir tras el láser.

Depílate con cuchilla después de las sesiones

Entre sesión y sesión es posible que aparezca vello de nuevo. Este vello no se debe eliminar de raíz, sino con una cuchilla o crema depilatoria.

Además, te recomendamos que te rasures la noche anterior a la siguiente sesión. De esta manera, tendrás una piel menos irritada que si el rasurado fuera unas horas antes de acudir al centro de estética.

Ponte en contacto con nuestro salón de belleza para más información.