La tendencia actual en rutina de belleza está virando hacia una corriente más minimalista. Con el uso de menos cosméticos, pero muy efectivos, una idea que con la llegada del calor parece todavía más atractiva. Nos referimos al skinimalismo o minimalismo para la piel.

La intención de este blog es hablaros con más detenimiento del término skinimalismo .Este término parece dominar la conversación en lo que se refiere a rutinas de belleza. Sí, nos referimos a esa corriente que apuesta por el uso de pocos cosméticos, pero muy efectivos. Se trata de un intento de llevar el minimalismo a nuestro ritual diario.

Una idea que parece todavía más atractiva en verano, cuando el calor, el sudor e incluso el uso de la mascarilla pueden hacer que solo queramos poner en nuestra piel lo justo y necesario para mantenerla sana y bonita; y que puede tener otras ventajas, desde ahorrarnos tiempo por la mañana y por la noche, hasta conseguir una rutina más asequible -en principio, a menos productos, menos dinero invertido en ese ritual-, pero si lo que más nos importa es cuidar nuestra piel, ¿realmente hay una diferencia sustancial en el bienestar cutáneo si haces una rutina de tres o de diez productos?

 

Skinimalismo o la rutina de belleza basada en la optimización

Optimizar nuestras rutinas de belleza de forma inteligente, conociendo las necesidades de nuestra piel, es la mejor forma de cuidarla. Además del ahorro de tiempo y dinero que supone. Es cierto que muchas personas se agobian ante tanto producto, se les plantean muchísimas dudas sobre cuáles usar, cuándo y cómo o, simplemente, les da pereza el ‘momento cremas’ de cada día.

En ese sentido, entendemos el auge de esta tendencia minimalista, que busca simplificar los pasos de la rutina y hacerla accesible a todo el mundo. Por lo tanto, evidentemente, no tenemos por qué hacer una rutina más larga si nos resulta pesado, o incluso si no estamos acostumbradas a llevar un ritual diario. Por ejemplo, podemos empezar por utilizar pocos cosméticos e ir aumentando su número poco a poco.

 

Nuestra opinión

Desde Elena Sivera consideramos que la clave para una piel cuidada no está en cuántos productos empleamos. En nuestra rutina de belleza debemos tener en cuenta que hay ciertas condiciones que no podemos saltarnos ni sacrificar, por muy minimalistas que queramos ser.

Por tanto, confirmamos que tanto una rutina como la coreana de diez pasos, como una de tres -o cualquier número intermedio- no tienen por qué ser excluyentes, sino que la tendencia minimalista surge como una opción más para el cuidado de la piel, con el objetivo de que cualquier persona pueda cuidarse, sin excusas.

Tanto si sigues una rutina con muchos pasos, como si prefieres simplificar al máximo, puedes conseguir una piel sana y bonita. Lo que sí puede afectarnos de forma negativa es aplicar demasiados productos si no son los indicados para ti; si lo haces en un orden incorrecto, si la formulación de los principios activos no es la adecuada…. El secreto del éxito, por lo tanto, está en tener muy en cuenta nuestro tipo de piel y nuestras necesidades.

En este sentido, desde el centro de estética Elena Sivera llevamos años trabajando en el cuidado de la piel de nuestras clientas. Contamos con una amplia variedad de tratamientos para garantizar una piel cuidada, que refleje luminosidad y, lo más importante, esté sana. Si necesitas consultarnos estaremos encantadas de atenderte, tanto a través de nuestra web como en nuestro centro de Dénia.

Abrir chat